El coaching un viaje hacia el cambio

El coaching es como un viaje. Un viaje donde tu decides cuál será tu destino, donde tu decides cómo, cuando y con qué medios te gustaría llegar.

Donde vas descubriendo aprendizajes nuevos, conociendo posibilidades nuevos, superando obstáculos y moviéndote en zonas desconocidas, explorando cada novedad….

Cambiando el rumbo cuando tú deseas. Tu eliges, tu decides, tu cambias ….

El poema de Mary Oliver es una bonita metáfora sobre el viaje hacia el autoconocimiento para conseguir este cambio que hace tiempo anhelas..

El viaje

Un día finalmente supiste lo que debías hacer, y empezaste, aunque las voces a tu alrededor continuaban gritando sus malos consejos a pesar de que toda la casa empezara a temblar y sintieras el viejo tirón en tus tobillos.

“¡Arregla mi vida!”

cada voz gritaba. Pero no te detuviste. Sabías lo que debías hacer, a pesar de que el viento levantó con sus dedos rígidos los cimientos mismos, a pesar de que su melancolía era terrible.

Era lo suficientemente tarde, y una noche salvaje, y el camino lleno de ramas caídas y de piedras. Pero poco a poco, mientras dejabas atrás sus voces, las estrellas comenzaron a arder entre las capas de nubes, y hubo una nueva voz que lentamente reconociste como propia, que te acompañó mientras te adentrabas más y más en el mundo, decidida a hacer la única cosa que podías hacer– decidida a salvar la única vida que podías salvar.

Mary Oliver

Poetisa norteamericana nacida en Ohio, ganadora de varios premios muy reconocidos, entre ellos el Premio Pulitzer en 1984 por su libro American Primitive. Comenzó a escribir poemas a los 14 años y a los 17 visitó la casa de Edna St. Vincent Millay, donde conoció a Norma, hermana de la poeta y se volvieron grandes amigas, ayudando a ésta a organizar los últimos papeles que Edna había dejado. Su primera colección de poemas, No Voyage and Other Poems, fue publicada en 1963, cuando ella tenía 28 años. Influenciada por Whitman y Thoreau, es conocida por sus observaciones claras y conmovedoras del mundo natural. Su creatividad es alimentada por la naturaleza, y Oliver, una ávida caminante, a menudo encuentra la inspiración cuando sus pies están en movimiento. Sus poemas están llenos de imágenes que vienen de sus paseos diarios cerca de su casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s